20 de noviembre de 2009

XIOU XIOU DE REGRESO A CASA.



"Xiou Xiou" es entre otras tantas cosas una historia negra y amarga sobre la pérdida de la inocencia, las esperanzas y la vida misma; es en definitiva una historia basada en un hecho real, la fuente no es otra que la nouvelle escrita por la guionista Geling, que cuenta la historia de una adolescente, la tal Xiou Xiou, (amiga suya de infancia) que a pesar de todo (ni más ni menos que lo vivido por el personaje de ficción en el film) logró sobrevivir dentro de lo que se llamó en la China comunista: "Revolución Cultural de la Juventud". Xiou Xiou rastrea el programa "bizarro" llevado a cabo en la China comunista entre los años 60 y 70, consistente en enviar adolescentes urbanos a las afueras remotas de China con el sólo propósito de ir de algún modo cerrando el abismo ideológico entre los hijos de la sociedad burguesa y los hijos analfabetos del campo. Los chicos enviados (vestidos con sacos de neto corte militar, haciendo flamear primorosamente las banderas de su partido y entonando vivaces cánticos patrióticos) son cargados y despachados -previa selección y distribución- dentro de camiones militares que los llevaran a su destino final... De esta forma la escalofriante "Revolución Cultural de la Juventud" terminó por enviar a chicos como Xiou Xiou a las regiones más remotas de las estepas, donde eran abandonados a su suerte y sin ningún tipo de recursos durante años, porque los dirigentes que allí los habían enviado -llevando a cabo sus impecablemente diseñados programas burocráticos- habían cambiado de opinión o de lugar de residencia, olvidándose por completo de los chicos que ellos mismos habían destinado hasta esos desolados parajes.

Las mismas Chen y Geling (directora y guionista respectivamente) convivieron con este miedo de ser "enviadas" a las estepas durante su adolescencia. Muy pocos fueron los que lograron "evadirse" del sistema por el hecho fortuito de habérseles reconocido algún tipo de talento artístico, en estos casos el Estado tenía mejores planes para ellos: Chen fue enviada al Shangai Film Studio, y Geling fue entrenada como bailarina profesional a los doce para actuar en el Ejército de Liberación del Pueblo. Veinte años después estos dos talentos lograron "salirse" del sistema y del régimen comunista para hacer un film sobre los que no pudieron lograrlo... Por esta razón podría considerarse a "Xiou Xiou..." no tanto como un film político disidente, sino más bien como un trabajo catártico con aspiraciones artísticas por parte de ambas realizadoras originado tal vez por una insoportable culpa de sobrevivencia...

Xiou Xiou o la pérdida de la inocencia 

Una vez cargada en el camión, lo último que verá Xiou Xiou es la cara impasible y resignada de su madre, y lo último que nosotros veremos de ella es una creciente ola de polvo que terminará incluso tragándose al camión que la lleva y que la despachará a su vez en las áridas estepas. Xiou Xiou es abandonada y librada a su suerte como parte de su entrenamiento en el arte de la vida campestre. Sola y desorientada, bajo la tutela de Lao Jin, un tibetano tan anárquico y salvaje como los caballos que arrea - fue brutalmente castrado por sus enemigos durante una guerra Tibetana, y por eso mismo vive recluido por voluntad propia llevando una vida solitaria - sigue los pasos, el rumbo incierto que toma el tibetano por las estepas, alimentando en cada tramo de su recorrido la esperanza de volver a casa. Y esta esperanza es la que lleva a Xiou Xiou a ponerse todas las mañanas ese chalina roja y a esperar de pie al lado de la carpa que alguien venga a buscarla. 

Nada de lo que Lao Jin haga por ella - alimentarla, caminar millas y millas para traerle agua, construirle con piedras un pequeño lago artificial (una especie de bañera no casualmente con la misma forma de un ataúd), sostenerle un espejo mientras ella se peina- evitará que Xiou Xiou se escape y se pierda en medio del bosque y de la lluvia (a la mejor manera de un cuento infantil) para que Lao Jin finalmente la encuentre, y le explique que no existe otro modo de volver a su casa sino es con un permiso que el gobierno otorga, ya que en caso de ser encontrada en casa de sus padres sin ese "permiso" sería devuelta de inmediato. Xiou Xiou conoce a un vendedor ambulante que casualmente pasa por el lugar y que le dirá una sarta de mentiras con respecto al permiso que necesita (promete conseguírselo si ella accede a sus requerimientos) con la sola intención de abusar de ella, al igual que tantos otros hombres que vendrán a verla con el mismo propósito. Desesperada por volver a casa Xiou Xiou acepta ser sodomizada a cualquier hora de la noche, creyendo en todas las mentiras que le cuentan los hombres del mismo modo que ha venido creyendo en todos los preceptos de la adoctrinación de su partido. Xiou Xiou se pregunta: "¿qué más podría hacer una chica para sobrevivir? Después de todo no tengo nada, ni conexiones ni dinero, sólo me tengo a mi misma..." A medida que se hace correr el rumor de que una chica bonita de la ciudad se entrega por un "permiso" cada vez son más y más los hombres que vienen para tener sexo con ella. 

Lao Jin no hace nada o no puede hacer nada (es tan impotente como la misma Xiou Xiou) para evitar la profanación de su adorada diosa que se lleva a cabo frente a sus propios ojos todas las noches; sin embargo esta pasividad (con la que ambos aceptan su destino) no debería asombrarnos, ya que sus actitudes frente a la vida hablan elocuentemente de cómo un régimen totalitario anula toda capacidad de elección, aplasta la dignidad y destruye por completo la valoración propia: ¿cómo podría explicarse que un hombre tan temerario y feroz que anda con rifle al hombro y que no duda en disparar a los desconocidos que se atreven a acercarse a la carpa, sólo atine a quemarle el zapato a uno de los tantos abusadores de Xiou Xiou, porque resulta ser un oficial del Estado?.

Xiou Xiou de regreso a casa

A esta altura de los acontecimientos nadie podría ya poner en duda que desde un Estado totalitario como la China comunista, las fuerzas de dominación ejercidas a través de un gigantesco aparato burocrático no sólo terminan por fragmentar y enajenar al individuo, sino que además destruyen y aplastan el ser interior de cada uno de ellos reduciéndolo a una nada; es entonces cuando se hace necesaria la recuperación del ser para devolverlo a su condiciónde integridad natural. Uno podría preguntarse ¿y como se llevaría a cabo esta recuperación de la integridad? Es en la tradición budista donde se habla de esclarecimiento o iluminación como una manera de volver a casa, y esos esfuerzos por regresar son descriptos en términos de la recuperación de uno mismo de su propia integridad. Paradójicamente a lo que podría creerse parece no haber otro destino para Xiou Xiou que el de -en cierto modo-volver a casa. En la última escena del film Xiou Xiou volverá a ponerse -como tantas veces lo hizo- la chalina roja , pero ya no estará dispuesta a esperar que alguien venga a buscarla, será ella misma la que se hará cargo de su "salida". En el pueblo escuchó que un hombre logró volver a la ciudad disparándose en el pie...Xiou Xiou le pedirá el rifle a Lao Jin para herirse en ese mismo lugar, aunque finalmente no se anime a hacerlo. Es entonces cuando el feroz y temerario Lao Jin se hace cargo de la situación y decide ayudarla a "salirse", lo que en otros términos significaría no sólo devolverle a Xiou Xiou la integridad perdida sino además llevar a cabo la recuperación de su propio ser. La última imagen que nos muestra el film son dos pájaros volando a casa...
 
Un veneno con sabor agridulce

Puede endilgársele a Chen el haber ornamentado y embellecido una historia tan negra y tan amarga con bellas flores silvestres, amaneceres paradisíacos dignos de una postal, o con melodías algo dulzonas, sin embargo tanta belleza plástica no ha logrado menguar ni un ápice la degradación no sólo física sino sobre todo mental de una adolescente sometida a un abuso sistemático dentro de un contexto de una política de explotación. Y es aquí mismo dónde surge otro interrogante: ¿cómo podría Chen denunciar al mismo sistema que la llevó a triunfar a una edad temprana? ¿puede alguien que ha conseguido sobresalir como producto de un sistema político volverse en contra de ese mismo sistema? Los interrogantes quedan planteados, pudiendo tomarse como una posible respuesta entre tantas este mismo film -que a pesar de su slogan marketinero que lo promociona como prohibido en China por su contenido social y político, y de su belleza algo ornamental- puede resultar tan corrosivo como el mismo veneno, o ¿acaso importa como nos sea suministrado (Chen nos inocula el veneno en dosis muy pequeñas y un poco dulzonas) en tanto y en cuanto siga surtiendo el mismo efecto?.

Gabriela Mársico

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DANOS TU OPINION