30 de mayo de 2010

CARANCHO, de Pablo Trapero

En una reseña anterior ya había anticipado el estreno de la nueva película de Pablo Trapero (“Mundo grúa”, “Familia Rodante”, “El bonaerense”, “Leonera”, etc). Y finalmente llego a las salas con muy buena repercusión. Los protagonistas y el director ya han recorrido varios programas de televisión hablando de la película, ya que despertó una masiva y notable aceptación por parte del público. Desde mi humilde lugar me uno a esta aprobación, ya que el film es muy logrado y en varios sentidos.

Recordemos la historia, Martín es una abogado que esta muy pronto a que le otorguen nuevamente su licencia. Mientras tanto trabaja para una especie de "organización" ilícita que se dedica a lucrar con los seguros de víctimas de accidentes automovilísticos. Martín conoce a los paramédicos que le tiran data, y a los comisarios que lo ayudan con pruebas y jurisdicciones. Por lo tanto vive de hospital en hospital y en el momento justo que ocurren las desgracias, para conseguir a sus potenciales clientes. Entra estas idas y venidas conoce a Luján, una joven médica de guardia que justamente atiende a las urgencias y a los accidentados en el conurbano bonaerense. Luján esta cansada, sobrepasada por tantas horas de trabajo, lo único que le brinda un alivio inmediato es inyectarse drogas calmantes. Martín esta sumido en un mundo oscuro, desgastante, una especie de círculo vicioso del cual es muy difícil salir. Pero todo cambia cuando la conoce a Luján, ella lo renueva, le da aire, lo hace querer cambiar y estar mejor, sentirse mejor. El mayor de los problemas surgirá allí, en el momento en que ambos quieran despegarse de ese mundo en el que están alienados.

Trapero bucea en una trama compleja y muy oscura. Narrativamente a través de cuatro o cinco elementos (los accidentes, las heridas, la muerte, la corrupción y el amor) pone en juego una red de posibilidades en donde todo puede suceder, llamémoslo como lo llamemos, casualidad, causalidad, destino o azar. Además de crear un clima asfixiante y angustiante, donde, in crescendo, todo lo que sucede es cada vez mas opresivo y turbio, sin dejar lugar a la catarsis. Por esto el suspenso y el ritmo están muy bien construidos, y las actuaciones destacadas, todo totalmente acorde a este micro universo kafkiano, en donde también hay lugar para lo imposible. Luján y Martín están sumidos en una vorágine donde no hay tiempo para detenerse a pensar, las cosas ocurren vertiginosamente hasta estallar, como el mismo instante previo al de un accidente. Mas que recomendable esta película realizada en Argentina y de notable factura en el mas amplio de los sentidos.

Nota elaborada para el portal Ay Love, por María Paula Ríos

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DANOS TU OPINION