29 de mayo de 2010

EL ESCRITOR OCULTO, de Román Polanski.



Sobre el transcurrir de una vida, irónicamente "cinematográfica", signada por sucesos sombríos, como en su infancia, donde sus padres son víctimas directas del nazismo, mas tarde la trágica muerte de su esposa Sharon Tate, excesos y problemas legales que aún en el presente siguen adviniendo. Y a pesar de su prisión domiciliaria en Suiza, Román Polanski sigue haciendo películas, acontecimiento de carácter vital para su existencia. En este caso, como ya lo había anticipado en una nota anterior, llega a la pantalla con "El escritor oculto", film con actores de primera línea como Ewan McGregor, Pierce Brosnan, Kim Cattrall, Olivia Williams y Tom Wilkinson. Y que sigue demostrando la vigencia y sello de autoría de este aclamado director.

"El escritor oculto" esta basado en el libro "El poder de la sombra", el best seller del escritor británico Robert Harris. Un thriller político con trama de espionaje. Adam Lang es un ex primer ministro británico que esta escribiendo sus memorias con un escritor, un asistente que hace varios años que está a su lado y lo ayudaba en la creación de sus discursos mientras este estaba en actividad. Un día el asistente aparece muerto en la playa cerca de la propiedad en la que viven los Lang. Por lo que contratan secretamente a otro escritor "fantasma" para que complete la biografía del ex premier. El problema, las sospechas y supuestas persecuciones, surgen para el escritor cuando públicamente se comienzan a hacer acusaciones a Lang de estar vinculado con torturas perpetradas en al guerra contra Irak, de haber sido funcional al gobierno norteamericano durante su nombramiento e inclusive sospecharse de que es un agente encubierto de la Cía.

Con ciertas referencias indirectamente directas hacia Tony Blair, la gestión Bush y la particular buena relación de ambos políticos, Polanski, mas allá del género al que recurra, nuevamente nos remite a su universo y a sus ya conocidas obsesiones cinematográficas. Como es su costumbre nos sitúa ante una estructura circular, el final de la historia regresa hacia el punto de partida pero habiendo adquirido otras connotaciones de lo sucedido en este recorrido, otras impresiones de un mismo suceso. Llegando así a poner en juego y en escena tanto lo azaroso como la fatalidad. El espectador sigue siendo activo, observador privilegiado o "voyeur", compenetrándose directamente con el protagonista, en este caso el escritor, queriendo develar con él la intriga. Los climas creados son enrarecidos y claustrofóbicos, ya sea en lugares cerrados como la casa de los Lang y un hotel; o en espacios abiertos y naturales como la gran playa de la isla. Escenarios que contextualizan la psiquis o el estado mental en el que se encuentran los personajes. Para este director es mas importante el modo en que relata la historia, que la historia en si misma.

Con “El escritor oculto” Román Polanski sigue demostrando que se encuentra en plena forma y, discípulo del maestro Hitchckok, que elabora el suspenso como pocos.


Nota elaborada para el portal Ay Love, por María Paula Ríos

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DANOS TU OPINION