20 de mayo de 2010

PONYO, Y EL SECRETO DE LA SIRENITA, de Hayao Miyazaki


Ponyo, y el secreto de la sirenita es una película japonesa de uno de los mayores genios de la animación actual, Hayao Miyazaki (El viaje de Chihiro). La misma tuvo su estreno en la cartelera argentina a fines de julio, y actualmente la podemos conseguir en dvd. Es una película tan completa que trasciende el público infantil abarcando también al adulto, ideal para ver en familia.

Ponyo nos cuenta la historia de Sosuke, un niño de cinco años que vive solo con su madre en una casita cerca del mar. Un día, jugando en la playa, rescata un hermoso pez rojo con cara de niña al cual bautiza como Ponyo. En realidad esta es una sirenita que habita en el fondo del mar. Ponyo tiene grandes poderes, los cuales aun no sabe manejar, y mucho amor por dar. La gran conexión que se formara entre ambos niños, sumada la magia de Ponyo, hará que la sirenita, poco a poco, se vaya transformando en humana.

Miyazaki realiza un tipo de animación completamente artesanal, aquí no hay 3D ni computadoras, hace todos sus dibujos a mano. Y a través de su clásica técnica manifiesta un mundo inmerso de tonalidades corales, armónicas y de fondos detallados. Pero no solo su mérito esta en lo visual de la obra, las historias que narra están a la altura de la circunstancia.

En Ponyo podemos encontrar tintes de relato mítico, sobre todo con el tratamiento que hace sobre el mar, oleajes pictóricos y todas las extrañas y coloridas criaturas que se encuentran en este mundo acuático. Un gran manejo lúdico, esa capacidad que tiene para sorprender propia de un niño, con una imaginación saciada de elementos oníricos. Sin dejar de lado su tan mentada conciencia ecológica que esta presente todo el tiempo en la película. Pero sobre todo la calidad de las emociones en los vínculos, la dulzura, el sentimiento de amistad, de amor y solidaridad.


En resumen podremos disfrutar de una historia sencilla y fresca, con personajes adorables y de una animación sumamente exquisita.


Producido para el portal Ay Love, por María Paula Ríos

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DANOS TU OPINION