11 de junio de 2010

LA ROBE DU SOIR, de Myriam Aziza (BAFICI 2010)

Myriam Aziza es una directora francesa con algunos films en su haber, entre ellos un documental Nos traces silencieuses , con quién comparte la realización con Sophie Bredier. En La Robe du Soir coescriben el guión juntas. Seguramente esta película tendrá su estreno en Francia y diversos países de Europa pero no creo que llegue a las salas argentinas.

Le Robe du soir, traducido a nuestro idioma, significa El Vestido de Noche. Lo cual esta relacionado, dentro del contexto del film, con el atravesar esa línea tan delgada que separa la niñez de la adolescencia, comenzar a tener gustos y querer actuar como una mujer.

Juliette es una niña de doce años muy aplicada y obediente en la escuela. Parece estar embelesada con su maestra, una mujer atractiva, sofisticada y con muy buen trato. Le gusta como se viste, como se maquilla, su sentido del humor, y debido a lo estudiosa que es Juliette, parece no querer defraudarla, hay cierta complicidad entre ambas. Pero un día la profesora vuelca su atención hacia un compañero de la joven. Un adolescente muy capaz pero con problemas de concentración, por lo que la maestra decidirá impartirle clases particulares. A partir de este momento, debido a los celos, se dará un quiebre en la vida de Juliette ya que la admiración se comenzará a convertir en una gran obsesión.

Debemos tener en cuenta el contexto familiar de la niña/adolescente, ella vive con sus hermanos y sus padres están casi siempre ausentes. El padre no vive con ellos y la madre trabaja todo el día. Juliette se identifica y desea ser como su maestra, teniendo en cuenta además que esta atravesando la etapa del despertar sexual, se confunden sus sentimientos.

Se nota que la directora tiene oficio, la factura del film es impecable. Esta muy bien filmado, la música acompaña en tono exacto, el ritmo es ágil y denota ese extrañamiento que siente Juliette ante sus emociones tan ambivalentes. Generando también suspenso e interés por querer saber en que devendrá esta gran obstinación. Pero el problema es su resolución ya que se nota forzada y sobreexplicativa. Una pena para un film que en su construcción revela la ambigüedad propia del despertar de un adolescente.


Nota elaborada para el portal Ay Love, por María Paula Ríos

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DANOS TU OPINION