21 de junio de 2010

LEGION DE ANGELES, de Scott Stewart

“Legión de Ángeles” es la opera prima de Scott Stewart quién es responsable, en buena parte, de la creación de los efectos especiales en varios films del mainstream norteamericano. El leit motiv de esta película esta basado en una amenaza externa y desconocida que viene a irrumpir la aparente normalidad. En vísperas de navidad Dios desepcionado por el comportamiento de la humanidad, decide enviar un ejército de ángeles a la tierra para exterminar a los seres humanos. Pero será el arcángel Miguel (Paul Bettany), líder de esta legión, quién se revelará comenzando a hacer todo lo posible para proteger a los seres de la tierra. Un pequeño grupo de personas aisladas en el bar de una vieja estación de servicio ubicadas en el medio del desierto, ofrecerá resistencia ante el ataque de esta angelada legión. El mismo se produce allí porque entre ellos se encuentra Charlie, una joven embarazada quién lleva en su vientre al salvador de la raza humana.

En la primera parte nos encontramos ante una película apocalíptica en donde trasciende la acción cimentando a la misma. Abundan efectos especiales, ángeles musculosos, tatuados y muchas armas, hasta las alas cumplen esta función. En su segunda mitad se torna pretenciosa agregando cuestiones pseudo existencialistas y demagógicas en donde predominan diálogos inconexos. La historia gradualmente va perdiendo interés, suspenso y tonalidad, de oscura pasada a rosada, de animada a tediosa y de simple a ostentosa.

Atrapada en el plano de la contradicción, pero no justamente una contradicción dialéctica y hegeliana, sino mas bien una de índole histérica, la misma se vuelve artificial descuidando su construcción narrativa y la de sus personajes, quebrantando así la verosimilitud conformada en un principio en este pequeño universo ficcional, y dejando en el espectador un cierto halo de ajenidad y extrañeza.


Nota producida para el portal Ay love, por María Paula Ríos

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DANOS TU OPINION