14 de junio de 2010

ZENITRAM, de Luis Barone

Sobre un relato paródico con tintes políticos de Juan Sasturain, escritor argentino y quién condujera el programa cultural en Telefe, "Ver para leer", esta basado este film que narra la historia de una especie de superhéroe/antihéroe argentino. Luis Barone, su director, a pesar de tener cinco películas filmadas ("24 horas (Algo está por explotar)", "Buenos Aires plateada", "Los malditos caminos" "El tigre escondido" y "Zenitram"), tiene mas experiencia en dirección de televisión que en cine. Parte del elenco de la película esta compuesto por Juan Minujin, Luis Luque, Daniel Fanego y los españoles Jordi Mollá y Verónica Sánchez. Y como nota de color hay apariciones breves de personalidades del mundo de la cultura como Jorge Dorio, Tom Lupo y José María Muscari.

La historia está situada en futuro no muy lejano, donde el agua es uno de los elementos mas preciados del mundo, y por lo tanto en nuestro país su distribución esta monopolizada por una empresa extranjera. Es una Argentina bastante marchita y gris. Y existe un gobierno de apariencia populista, pero que toma medidas políticas antinacionales. En medio de este contexto, y tras ser despedido de su empleo como basurero, al joven Martínez le revelan que pronunciando su apellido al revés, Zenitram, y tocándose sus genitales, posee el don de volar y adquiere una gran fuerza. Al revelarse ante el mundo como el superhéroe argentino, Zenitram se vinculará con el periodismo y con el gobierno. Y a través de un viejo amigo científico, se posicionará como la esperanza del país para solucionar la problematica del agua.

El planteo del film es sumamente interesante, con tono de parodia recorre varios momentos históricos y políticos de nuestro país como el de la dictadura militar, los estereotipos de la década menemista o la famosa pelea del actual gobierno con los medios. También cuestiones como lo ecológico, el amor, el "argentinismo", el comic, etc. Pero como bien diría el refrán: "el que mucho abarca poco aprieta", por lo que no se logra cristalizar una idea de todos estos elementos. Creo que falta solidez en la construcción del guión, la historia cambia de matices sin una buena cohesión y muchas de las actuaciones, como la del mismo Zenitram y los españoles, no logran alcanzar el tono que requiere la historia. Una historia que por momentos aburre y en donde se entremezcla sin lograr consistencia lo cómico y lo dramático.

Una pena porque creo que Zenitram tiene buenas intenciones, una búsqueda de estilo propio, con ideas atractivas, pero se queda rasante en el vuelo.

Nota elaborada para el portal Ay Love, por María Paula Ríos

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DANOS TU OPINION