13 de julio de 2010

SHREK 4, FELICES PARA SIEMPRE, de Mike Mitchell.

Nos encontramos ante la última saga del simpaticón y redituable ogro Shrek, acompañado siempre por su fiel y amada Fiona y un séquito de graciosos amigos. Y si era el momento de darle fin a esta factoría que ya se estaba agotando a todo nivel y aquí, versión 3D incluida, se pondrá notablemente de manifiesto.

Nuestro ogro alejado de aquella vida en la cual cumplía su función y asustaba y divagaba libremente junto a su amigo el burro, ahora se encuentra un tanto hastiado por su vida rutinaria y cómodamente burguesa, en la cual cambia pañales a sus tres hijos, firma autógrafos en horquillas y soporta estoicamente a sus apegados amigos. Ante tal perspectiva en el camino se cruzará con el malvado Rumpelstiltskin, quién lo tienta con devolverle por un día su antigua vida, si el ogro le entrega otro día de su vida. Shrek firma el pacto sin dudar, hasta que se da cuenta que ha sido engañado, porque el muy rufián justo le quita el día en que nació. Shrek de repente se encuentra viviendo en un mundo alternativo donde Rumplestiltskin es el rey, Fiona nunca lo ha conocido y para colmo de males los ogros ahora se cazan en el reino de Muy Muy lejano. Shrek tendrá que hacer todo lo posible para revertir esta situación, reconquistar a su amor, a sus amigos y encargarse nuevamente del reino para que todo vuelva a la normalidad.

La historia remite a los clásicos del cine, con moraleja incluida. Nuestro amigo verde tuvo que perder todo para valorar realmente su vida y sus afectos. Pero esto quedará en la mera anécdota ya que el film prioriza los gags. Se erige de gags en gags para así tornarse efectivo al entretener y generar risas; y lo logra debido a la diversidad de personajes que entran en juego, los nuevos el Flautista de Hamelin y el vil Rumpelstiltskin. Imagínense que si cada uno de los personajes que desfila en la historia tiene su gag o su momento, se nos pasa una hora sin darnos cuenta. En fin, es un film de fórmula, con una animación técnicamente floja, atestado de personajes simpáticos y nada más. Todavía hay que recorrer un largo camino para llegar al sobresaliente nivel de Pixar.


Notas elaborada para Ay Love, por María Paula Rios


No hay comentarios:

Publicar un comentario

DANOS TU OPINION