29 de junio de 2010

KARATE KID, de Harld Zwart


El mismo director que se encargo de dirigir la película para niños/adolescentes "Agente Cody Banks" y también "La pantera rosa 2", es quién se acredita la remake de "Karate Kid". Aquella que por el año 1984 fuera un éxito de taquilla llegando a realizarse tres secuelas. Recordemos que aquí los protagonistas eran Ralph Macchio (Daniel San) y el maestro Mr Miyagi, Pat Morita. En la nueva versión encontramos que Daniel-San es reemplazado por un carismático Jayden Smith, si el hijo de Will Smith, y en lugar del maestro, aquí devenido en encargado de edificio, la estrella de artes marciales Jackie Chan.

Fui a ver el film empujada por la añoranza de mi época infantil y con mi mente encasillada en las comparaciones. Pensé que iba a ser muy difícil rescatar el espíritu de la versión original. Debo admitir que me equivoque y mucho, ya que no solo lo rescata, sino que además se toma el atrevimiento de adquirir vuelo propio.

La historia cuenta como Dre Parker y su madre, por cuestiones laborales, se mudan de Detroit (EEUU) a China, específicamente a la gran Beijing. El film girará en torno a la adaptación de ambos a esta exótica cultura, sobre todo de Dre a su nueva escuela en donde conocerá a la joven violinista Mei Ying. Debido a este suceso tendrá que enfrentarse a un engreído Cheng, quién hará de todo para interferir en la relación. Será el Sr.Han quién, además de adoptar una actitud paternal, le enseñe secretos y técnicas sobre las artes marciales para que Dre se defienda y también para que compita contra Cheng en el gran torneo de Kung-Fu.


No solo es la familia Smith quien aquí da un empujón económico para posicionar al pequeño Jayden en el mundo cinematográfico. Parece que el gobierno de China también ha puesto su buena cuota, porque apreciaremos en todo su esplendor los lugares mas prototípicos del país, como la Ciudad Prohibida y la Gran Muralla. Además de varios aspectos de sus tradiciones ancestrales, como el teatro de sombras.


Dejando a un lado mi embelesamiento por la cultura oriental repito nuevamente que "Karate Kid" la remake rescata fielmente el espíritu de la primera, a su vez diferenciándose ya que el argumento varía bastante. El film es muy ágil, a pesar de su larga duración estaremos todo el tiempo expectantes y siguiendo lo que el pasa a Dre. El amor, el espíritu competitivo, la amistad, una coreografía de puños y patadas y la música, formaran parte de este cóctel, que se sostiene, mas allá de su clásica y correcta forma, por aquel dejo de nostalgia ochentosa.


Nota elaborada para el portal Ay Love, por María Paula Ríos

BRIGADA A, de Joe Carnahan


Hablando de remakes y ochentosas, nuevamente el cine norteamericano nos ofrece otra. Esta vez la adaptación de la exitosa serie televisiva "Brigada A" o "Los magníficos". Si aquella en la que se encontraba Mario Baracus, aquel enorme hombre que relucía collares y anillos de oro. Recordemos que en la serie un grupo de ex combatientes de la guerra de Viet-nam son enjuiciados por un delito que no cometieron. De este modo se transformaban en fugitivos y mercenarios por "obligación”, para así desde el anonimato impartir justicia.

La historia en el film no dista mucho a la serie y el tratamiento tampoco, salvo por el avance en los efectos especiales, que en esta nueva adaptación parecen ser de vital importancia. Aquí Liam Neeson encarna a Hannibal Smith, el líder del grupo, Bradley Cooper a "Face", el playboy y el encargado de conseguir maquinaria para las misiones; el luchador Quinton Jackson a Mario Baracus y Sharlto Copley al "loquito" Murdock. En verdad el casting fue acertado ya que ninguno de los nuevos personajes desentona con los originales.

En esta reinterpretación se cuenta una aventura en escenarios internacionales, entre Irak, Alemania y Estados Unidos. Aquí como ex combatientes de guerra, pero de Irak, también recibirán una condena por un crimen del cual no son culpables. Pero respaldados por un agente de la CIA, el equipo se dará a la fuga con la intención de encontrar a los verdaderos culpables.

El film sostiene la acción de golpe de efecto en golpe de efecto, tanques, aviones, explosiones y espectacularidad, tapando así la precaria trama. Hay que reconocer que mantiene el humor que rescataba la serie tornandose desvergonzada. Entre el absurdo y lo bizarro, a causa de lo vertiginoso del ritmo, este tanque de acción pochoclero ofrece, literalmente, mucho ruido y pocas nueces.

Nota elaborada para el portal Ay Love, por María Paula Rios


23 de junio de 2010

KICK ASS, de Matthew Vaughn

Dave Lizewski es un adolescente fanático del comic que embargado por este fervor, además de transitar una etapa de cambios psicológicos y hormonales, y con el peso de la muerte de su madre a cuestas, decide convertirse en superhéroe. Se pone su traje verde, un tanto ridículo, su máscara y sale a recorrer las calles en busca de justicia. Pero justamente en una de las primeras escenas, cuando es atacado por dos ladrones y lo hieren de muerte, nos daremos cuenta que esta desprovisto de todo tipo de cualidades extraordinarias. Conciente de sus limitaciones, pero adquiriendo una "falsa fama" vía youtube, debido a que un par de curiosos graban con el celular como defiende a un hombre de una golpiza, Kick Ass se cruzará con Hit girl y su padre Big Daddy (Nicolás Cage). Dos nuevos superhéroes que salvaran al mismo de la muerte en manos de unos narcotraficantes. Hit girl y su padre si cumplen con todas las características del superhéroe clásico, protegen su identidad y tienen logística y entrenamiento de avanzada. Influenciada por su padre Hit Girl ha dedicado su corta vida a prepararse para vengar la muerte de su madre en manos del archivillano de la película, quién es el que suministra toda la droga en New York. Entre malvaviscos y chocolate caliente, la niña y su papá tienen una relación cotidiana sumamente afectiva, Hit Girl aprende a manejar el arsenal de armas que tiene en su casa y a la hora de matar a sus enemigos no dudará ni un instante.

Kick Ass explora varios entramados como la influencia de la tecnología hoy en día en pos y alcance de la comunicación, los vínculos en las relaciones familiares, el control sobre el otro como ejercicio abusivo de poder, la noción de fácil acceso a las armas instaurado en Estados Unidos y la preocupante naturalización de la violencia, todo esto solapado, inteligentemente, bajo la forma de comic. Recalco la forma en que se tratan estos tópicos, porque la película es muy violenta, por momentos hasta gore, y a pesar que el género se presta a la fantasía, el impacto en lo físico se transfiere de modo muy real y visceral, por esto mismo es prohibida para menores de dieciséis años. Si bien el asunto puede generar controversias desde lo ideológico, paradójicamente la crudeza trasmitida hace tomar conciencia de la materialidad de la muerte.

Una película muy pop en su estética, con reminiscencias a las de Tarantino en cuanto a las escenas de acción. Con buen ritmo, entretenida, aunque con algunos desfasajes de guión, y en la que sobresale la actuación de la pequeña actriz Chloe Moretz quién con su carisma se adueña del film. 


Nota elaborada para el portal Ay Love, por María Paula Ríos

21 de junio de 2010

LEGION DE ANGELES, de Scott Stewart

“Legión de Ángeles” es la opera prima de Scott Stewart quién es responsable, en buena parte, de la creación de los efectos especiales en varios films del mainstream norteamericano. El leit motiv de esta película esta basado en una amenaza externa y desconocida que viene a irrumpir la aparente normalidad. En vísperas de navidad Dios desepcionado por el comportamiento de la humanidad, decide enviar un ejército de ángeles a la tierra para exterminar a los seres humanos. Pero será el arcángel Miguel (Paul Bettany), líder de esta legión, quién se revelará comenzando a hacer todo lo posible para proteger a los seres de la tierra. Un pequeño grupo de personas aisladas en el bar de una vieja estación de servicio ubicadas en el medio del desierto, ofrecerá resistencia ante el ataque de esta angelada legión. El mismo se produce allí porque entre ellos se encuentra Charlie, una joven embarazada quién lleva en su vientre al salvador de la raza humana.

En la primera parte nos encontramos ante una película apocalíptica en donde trasciende la acción cimentando a la misma. Abundan efectos especiales, ángeles musculosos, tatuados y muchas armas, hasta las alas cumplen esta función. En su segunda mitad se torna pretenciosa agregando cuestiones pseudo existencialistas y demagógicas en donde predominan diálogos inconexos. La historia gradualmente va perdiendo interés, suspenso y tonalidad, de oscura pasada a rosada, de animada a tediosa y de simple a ostentosa.

Atrapada en el plano de la contradicción, pero no justamente una contradicción dialéctica y hegeliana, sino mas bien una de índole histérica, la misma se vuelve artificial descuidando su construcción narrativa y la de sus personajes, quebrantando así la verosimilitud conformada en un principio en este pequeño universo ficcional, y dejando en el espectador un cierto halo de ajenidad y extrañeza.


Nota producida para el portal Ay love, por María Paula Ríos