4 de agosto de 2010

"SON COMO NIÑOS", de Dennis Dugan

"Son como niños" es la ultima producción en la que actúa el reconocido cómico Adam Sandler ("Un papa genial", la magnífica "Embriagado de amor", "Como si fuera la primera vez", etc). Algo esta pasando con la carrera de este actor quien en un principio tomaba decisiones mas arriesgadas, originales, estampando así su rasgo actoral; últimamente viene en descenso tornándose reiterativo y mucho menos intenso. Lo mismo  pasa  con Dennis Dugan, multifacético también como Sandler (actor, productor y director), que tras una atrevida e irreverente comedia como "No te metas con Zohan", decae en lo mas ramplón del cine norteamericano.

La historia narra como un grupo de amigos, que allá por el año 78´ logran ser campeones locales de la liga infantil de básquet, después de varios años se reúnen tras la muerte de su entrenador. En este reencuentro, en el cual llevan a sus familias a cuestas, se darán cuenta que la amistad sigue vigente y, por las pavadas que hacen, que todos están oportunamente mas inmaduros que nunca.

En verdad ya están medios pasaditos de años estos muchachos para hacer una comedia de renuncia de la niñez o aceptación de la vida adulta. No son adolescentes, aunque su comportamiento los emparenté con esta etapa. Ni hablar del guión o el cause de la historia que se esfuma por todos los costados de la pantalla hasta desaparecer. Solo veremos, perdón por mi expresión, unos cuantos "boludos grandes" en situaciones cómicas de lo mas burdas y trilladas que existen. Una lastima porque el elenco es bueno y se desaprovechan las actuaciones. Y ni hablar de ese final condescendiente con tufos de "mea culpa" en donde cada protagonista se hace cargo de su estupido comportamiento. En fin, humor obsceno en el sentido mas literal de la palabra.

Nota elaborada para el portal Ay Love, por María Paula Ríos

28 de julio de 2010

TOY STORY 3 , de Lee Unkrich (Pixar)




Directo al corazón







Por enésima vez una película del grupo Pixar nos vuelve a sorprender y emocionar. El talento parece no tener fin es estos casos, sino al contrario se renueva y se supera. Hemos visto historias de lo mas variopintas provenientes de Pixar y cada una de ellas, en mayor o menor media, halla su propia identidad. En este caso nos encontramos ante la tercera parte de la saga de "Toy Story", aquella en donde un conjunto de juguetes, Woody, Buzz y pandilla, se ponía a merced de su dueño Andy para experimentar las mas coloridas aventuras y fantasías propias del juego. Es increíble notar como la historia, a través de las tres películas, va madurando como lo hace su protagonista. Si, Andy ahora ya es un adolescente y esta a punto de partir hacia la universidad, y sus juguetes han dejado de ocupar un lugar significativo en su vida. Por lo que la troupe esta un tanto deprimida ya que hace tiempo que no los usan y no saben cual va a ser su futuro, si el ático, la basura o una donación. Por una equivocación terminaran en un hogar de niños donde conocerán a nuevos amigos y enemigos, que a su vez también son viejos juguetes. Entre ellos a Ken, que sucumbirá bajos los encantos de Barbie, y al vil Lotso y su compañero Bebote quienes actuaran como mafiosos instituyendo un sistema totalitarista en la guardería. Con varios problemas a cuestas y con la despedida de su dueño Andy tendrán que lidiar nuestros amigos para encontrar un nuevo lugar en sus vidas.

Hay que destacar en párrafo a parte, la presencia de Totoro como uno de los nuevos amigos. En modo de homenaje al gran Hayao Miyazaki aparece este enorme personaje que no emite una palabra, pero con solo su presencia y su gran sonrisa emociona y rememora los grandes momentos que también nos hizo disfrutar.

"Toy Story 3" se trata de tantas cosas….., de afrontar los cambios, del desapego, de la solidaridad - aquí todos se ayudan entre si (menos el resentido del Oso Lotso)- y del valor de la amistad, entre otras. La película evoca lo mas tierno de nuestro infancia llegándonos a conmover, pero sin nunca recurrir a lo aleccionador o al golpe bajo. Aquí los estados emocionales fluyen con total naturalidad generando una noble identificación y despertando la nostalgia mas sana. No mas que cualidades posee este grupo de animación, muy sentidamente humano, que sigue manteniendo intacta la magia de la creación. 


Nota elaborada para el portal Ay Love, por María Paula Ríos

24 de julio de 2010

ENCUENTRO EXPLOSIVO, de James Mangold

Mucha acción, una cuota de comedia y el romance son el eje de esta nueva producción de James Mangold, director que ha transitado varios géneros con films como "Inocencia interrumpida", "Identidades", o la oscarizada "Johnny & June, Pasión y locura". Los protagonistas de "Encuentro explosivo" son los reconocidísimos Tom Cruise y Cameron Díaz, quienes ya habían compartido pantalla en "Vainilla Sky", remake de la película española de Alejandro Amenabar, "Abre tus ojos". A pesar de que en este la protagonista era Penélope Cruz, ya se percibía la química que Cruise tiene con la Díaz. Y efectivamente así queda trasladado en "Encuentro explosivo", siendo uno de los elementos vitales para que la historia funcione.

El argumento presenta a Roy Miller, un agente secreto del FBI devenido en fugitivo debido que le ofrece protección a una batería energética que promete ser revolucionaria, y a su dueño Simon Feck a quién quieren capturar tanto el mismísimo FBI como un mafioso español que se quiere apoderar también de la codiciada batería. En medio de este tumulto aparece June Havens, una joven despreocupada que repara autos antiguos y se prepara para asistir al casamiento de su hermana. Usada como señuelo por Roy sin darse cuenta se involucrará en esta historia, en donde las máximas serán las explosiones, el peligro, la huída permanente y sobre todo el amor.

Autorreferencias como "James Bond", "Sr. y Sra. Smith" y las "Misión imposible", atañen a esta película que recicla todos estos elementos para parodiar el género del espionaje. Invadida de escenas de acción extraordinarias todo el tiempo rozará el límite con el absurdo. Pero gracias a los buenos efectos especiales y las actuaciones, lo cual provoca una naturalización de las situaciones, la película sale a flote entre tanto maistream reiterativo y pochoclero. Sin pretender ser mas que una película de entretenimiento "Encuentro explosivo" cumple ampliamente con la premisa asegurando alta dosis de humor, adrenalina y romance.


Nota elaborada para el portal Ay Love, por María Paula Ríos

22 de julio de 2010

EL APRENDIZ DE BRUJO, de Jon Turteltaub


Hipotéticamente, si el gran Merlín viese como se evoca su imagen o leyenda mítica para este tipo de películas, seguramente se levantaría de su tumba y haría un gran hechizo para contrarrestar tanto pastiche. Nos encontramos nuevamente ante una película de la companía Disney, la cual a veces produce cosas maravillosas como la reciente Toy Story 3, y otras engendros como "Aprendiz de Brujo".


Aquí Nicolás Cage encarna a Balthazar Blake, un mago sucesor de Merlín que subsistirá por miles de años ya que su misión es encontrar al "elegido", aquel quién podrá destruir el lado oscuro de la magia, representada en gran parte por Maxim Horvath (excelso Alfred Molina).Blake encontrará al escogido en la actualidad y en la ciudad de Manhattan, New York (locación ideal). El mismo será el insípido Dave Stutler (Jay Baruchel), quien su única inquietud es recuperar un amor de su infancia, sin importarle mucho las dotes fantásticas y las sucesiones por poseer.

Lo único que sale airoso son los efectos especiales, muy cuidados por cierto, y la presencia de la bella Mónica Belluci que aparece unos pocos instantes y por lo menos ilumina un rato la pantalla dotando de misticismo a esta historia que lo carece en todo sentido. Ni la figura de Nicolás Cage logra reavivar algún vestigio de misterio o ambiente mágico. Dueño de una estética "pop fashion" lo único que importa en el film son las canciones de moda y la resurrección "cool" de este antihéroe devenido en aprendiz de mago. Nunca se logra una comunión en toda esta parva de elementos, entre ellos complejos de adolescente, historia de amor y magia mística con villanos de lo mas tenebrosos incluido. Por lo que se torna anacrónico pero en el sentido mas literal, ya que los sucesos y los épocas realmente se sienten muy distanciadas y vacuas. Una pizca de sentido común, otra de contenido, mas dos patas de sorpresas le hace falta a esta producción para que surta efecto.

 Nota elaborada para el portal Ay Love, por María Paula Ríos