13 de agosto de 2010

"PAJAROS VOLANDO" de Néstor Montalbano




Una aventura de otro planeta






El director de los programas televisivos humorísticos mas disparatados, "De la Cabeza", "Cha, cha, cha" y "Todo por dos pesos", incursiona con otro personalísimo film, "Pájaros Volando". Recordemos que los programas antes mencionados fueron semilleros de grandes exponentes del humor actual como Alfredo Casero, Diego Capusotto y Fabio Alberti. En su reciente película, tal como lo había hecho en la delirante "Soy tu aventura", cita nuevamente para los papeles protagónicos a la efectiva dupla Capusotto-Luque, pero aquí, en vez de urdir planes para secuestrar a Luis Aguile, se verán envueltos en una acontecimiento cósmico en la localidad cordobesa de La Pircas.

José, músico nato, vive en Buenos Aires y esta agobiado por su presente rutinario como empleado de una remisería. Él recuerda con añoranza el momento de gloria conseguido con su banda "Dientes de Limón" gracias al hit "Pájaros volando". En dicha banda compartía escenario con su primo Miguel, quién ahora vive en las sierras cordobesas. Este regresa a Buenos Aires a buscarlo y convencerlo de formar parte de un grupo de "elegidos" para viajar hacia otro planeta con seres extraterrestres.

"Pájaros Volando" tiene momentos memorables, como la aparición de Cafiero atendiendo y profiriendo un discurso en una boletería de buses a larga distancia; una delirante conversación con un gorila en el medio de la nada, abducciones de gallinas o la escena del principio, sobre un lisérgico sueño que tiene José, con guiños paródicos a películas y grupos de rocks de los ochenta que atraviesa todo su imaginario.

El film manifiesta momentos kitsch y ese humor absurdo o surrealista al cual nos tiene acostumbrado Montalbano y compañía; atestado de desvaríos y personajes de los mas diversos que logran convivir en armonía y desprejuiciadamente en esta comunidad hippie donde rebosa la buena energía y la aceptación sin cuestionamientos. Celebremos que se estrenen comedias atrevidas y alucinadas que nos brindan esa cuota de humor, que como bien lo definiría Bertrand Russell, es la cualidad moral que mas necesita el mundo.

Nota elaborada para el portal Ay Love, por Maria Paula Rios

7 de agosto de 2010

"MI VILLANO FAVORITO", de Pierre Coffin

Anunciándose como una nueva apuesta en el sorprendente mundo de la animación, la empresa Ilumination Entertainment (de la Universal Pictures) presenta "Mi Villano Favorito". Y bienvenido sea, ya que al margen del Dios Pixar y el pochoclero DreamWorks, este film refresca honradamente el ambiente de la animación digital.

El protagonista es Gru, un archivillano de sostificación europea obsesionado con ser el mejor en lo suyo, el mas apto ladrón. Tras sentir una gran frustración porque su némesis Vector, un joven con aspecto de nerd, robo una de las pirámides de Egipto, Gru se propondrá robar la luna con un rayo reductor, acompañado por su fiel compañero el Dr. Nefario y por sus inconfundibles amiguitos amarillos, los Minions. Pero el malvado Gru no sospecha el gran giro que dará su vida cuando adopte, por conveniencia, tres encantadoras huerfanitas, quienes ganaran su cariño imperceptiblemente.

Si bien el film no es un desborde de originalidad y creatividad, manifiesta una línea narrativa coherente e intercala momentos cómicos de los mas saludables. Los Minions son muy graciosos y serán los responsables de la mayoría de los gags físicos. Las niñas ocasionan dulzura y despiertan una gran identificación, tanto en los mas chicos como en los padres. Pero el mayor de los créditos se los llevará Gru, porque la construcción de su personaje es sumamente atractivo. El mismo tiene una particular relación con su madre, la cual a través de los años definió su personalidad, su modo de ser, un malvado sensible queriendo conquistar lo inconquistable para ganar su admiración.

Mas allá de ciertos aspectos remanidos, "Mi villano favorito" motiva ternura, empatía, mucho colorido y diversión. A prestar atención también a la canción principal del film, homónima,"Despicable Me" del hiphopero y productor musical Pharrell Williams.


Nota elaborada para el portal Ay Love, por María Paula Ríos

4 de agosto de 2010

"EL ORIGEN", de Christopher Nolan

El exitoso director estadounidense Christopher Nolan ("Memento", "El gran truco", "Batman, el caballero de la noche") nos acerca su última megaproducción "El origen". La misma esta dando que hablar por varias redacciones de diarios y revistas especializadas, ya que tiene fieles seguidores considerándolo uno de los films del siglo y mas de un detractor que la supone una película menor o, como en mi caso, una película correcta mas. Creo que la idea de Nolan es muy sugerente y cautivadora, la dificultad deriva en “como” la lleva a cabo.


Cobb es una especie de detective (Leonardo Di Caprio) que bucea las profundidades de los sueños de las personas para robar ideas y de esta forma vender información. El problema surge cuando este introduce sus proyecciones en los sueños de los demás desestabilizándolos. Él padece una gran crisis familiar, su mujer ha muerto y no puede ver a sus hijos, este dolor lo corroe por dentro día tras día. Pero se presentará un misión distinta, un grupo de gran poderío económico le encarga que siembre una idea en la mente de un importante empresario, a cambio tendrá la posibilidad de recuperar la libertad para estar junto a sus hijos. Sin dudarlo, y a pesar de su percepción un tanto perturbada, reúne al mejor equipo para llevar a cabo la tarea.

Lo que note incompatible en el film es el tratamiento de lo onírico, hay asuntos difíciles de emparentar, como el querer racionalizar el mundo de los sueños, porque este justamente posee todas las características opuestas a la lógica de la consciencia. La lógica del sueño o inconsciente es caótica y distorsionada, allí aparecen todos los delirios, las fantasías y los deseos reprimidos, amorfos, atemporales o disociados y gobierna lo simbólico. Es discordante querer comprender este universo desbordante en un sentido tan contrario, donde todo esta fríamente calculado y elaborado. Y para colmo cada dos escenas hay una explicación, como sobrevalorando al espectador. Acompaña poco también la construcción visual que en vez de prosperar se amolda a las escenas del cine de acción mas convencional.

Por otro lado como thriller funciona, entre tanto bucle recursivo, se genera suspenso y tensión. Las capas de los sueños son interminables y se disipan entre los pliegues de la realidad, y gradualmente se desprende esa subtrama, también protagónica, que encuentra su origen en el drama personal; un Cobb que lo único que anhela es vivir junto a sus hijos y sanar algo de su sufrimiento.

A pesar de su apariencia laberíntica e intrincada, "El origen" cuenta una historia lineal y clásica. Mayor naturalidad y menos pretensión le habría venido bien a esta obra donde el reino de lo onírico es funcional a la acción, confinándolo a ser un simple escenario de transición y poco explorado. 

Nota elaborada para el portal Ay Love, por María Paula Ríos

"SON COMO NIÑOS", de Dennis Dugan

"Son como niños" es la ultima producción en la que actúa el reconocido cómico Adam Sandler ("Un papa genial", la magnífica "Embriagado de amor", "Como si fuera la primera vez", etc). Algo esta pasando con la carrera de este actor quien en un principio tomaba decisiones mas arriesgadas, originales, estampando así su rasgo actoral; últimamente viene en descenso tornándose reiterativo y mucho menos intenso. Lo mismo  pasa  con Dennis Dugan, multifacético también como Sandler (actor, productor y director), que tras una atrevida e irreverente comedia como "No te metas con Zohan", decae en lo mas ramplón del cine norteamericano.

La historia narra como un grupo de amigos, que allá por el año 78´ logran ser campeones locales de la liga infantil de básquet, después de varios años se reúnen tras la muerte de su entrenador. En este reencuentro, en el cual llevan a sus familias a cuestas, se darán cuenta que la amistad sigue vigente y, por las pavadas que hacen, que todos están oportunamente mas inmaduros que nunca.

En verdad ya están medios pasaditos de años estos muchachos para hacer una comedia de renuncia de la niñez o aceptación de la vida adulta. No son adolescentes, aunque su comportamiento los emparenté con esta etapa. Ni hablar del guión o el cause de la historia que se esfuma por todos los costados de la pantalla hasta desaparecer. Solo veremos, perdón por mi expresión, unos cuantos "boludos grandes" en situaciones cómicas de lo mas burdas y trilladas que existen. Una lastima porque el elenco es bueno y se desaprovechan las actuaciones. Y ni hablar de ese final condescendiente con tufos de "mea culpa" en donde cada protagonista se hace cargo de su estupido comportamiento. En fin, humor obsceno en el sentido mas literal de la palabra.

Nota elaborada para el portal Ay Love, por María Paula Ríos